Keep shining on

(Advertencia: es un post largo…)

En unos días, empezarán las fiestas de Navidad y Año Nuevo… y sí, aunque son motivo de reencuentros y compartires, pues en nuestros tiempos existen componentes que a veces tienden a ser más relevantes que el sentido de las fiestas en sí, que a mi parecer es el pasar tiempo con nuestros seres queridos, reflexionar y pensar en el antes y el después.

Me refiero al torbellino de actividades que implica esta temporada de fiestas: las decoraciones navideñas (“tengo que comprarle nuevos listones a mi árbol”), los regalos (“no encuentro regalo para mi amigo secreto!”), las canastas navideñas (“este año me dieron un pavo que pesa menos”), las fiestas de Año Nuevo (“no me decido entre la fiesta del Atlantic City o la del Casino Fiesta”). Es un torbellino agradable, al menos para mí, y que demuestra una vez más, que hay belleza (y diversión! Sonrisa) en el caos.

Pero es bueno hacer una pausa, y reflexionar, y hacer balances y planes. Finalmente, lo genial del caos es intentar hacer un orden en él.

Así que declaro que el 23 de diciembre de 2010, termina el año para mí, y hoy me dispongo a resumir lo que fue en mi vida. “Un mal año” sería un enfoque simplista, y no soy amiga de lo simple. Diré más bien que se trató de un año de lecciones aprendidas, que de hecho he adoptado y sirven de base para lo que será el 2011.

Este año aprendí…

  • A recuperarme rápido de las caídas y derrotas, a fortalecer mi capacidad de “resiliencia”. Aceptarlas puedo, no dejarme derrumbar por ellas es algo más complicado. Pero estoy en eso… y como dice Alfred, “Why do we fall sir? So we might learn to pick ourselves up”.
  • A valorar los silencios y gestos, en lugar de las palabras elocuentes. Soy una persona que prefiere la bulla y siente horror al vacío, pero he descubierto que los silencios pueden decir mucho… que con un abrazo puede manifestarse todo un rango de emociones y sentimientos, más allá de lo que pueda decir una carta o un poema… es un descubrimiento fascinante y me hace muy feliz Sonrisa.
  • A involucrarme un poco más, con aquellas personas de mi entorno que lo necesitan. Siempre he aplicado el principio “don’t ask, don’t tell”, sin embargo este año he intentado acercarme a aquellos que lo necesitan, quizá a sabiendas que pueden no reaccionar bien… es algo que estoy intentando cambiar…

El año que viene me verá como soy yo, o sea caótica y desordenada, complicada e ininteligible a ratos, pero siempre con castillos en el aire destinados a hacerse realidad, y con un corazón que a veces sospecho que es más grande que mi cuerpo, todo en versión corregida y mejorada. Eso espero Risa

Les dejo una canción de Coldplay, muy apropiada para la época… del Hemisferio Norte, porque para nuestro hemisferio es simplemente una buena rola… y eso es en realidad, disfrútenla!

Those Christmas lights
Light up the street
Light up the fireworks in me
May all your troubles soon be gone
Those Christmas lights, keep shining on

Anuncios

2 Respuestas a “Keep shining on

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s