Heme aquí

(Post raro… leer con precaución).

Es de noche, hace calor, y quiero escribir, y contarles qué es de mi vida.

A decir verdad, debería estar haciendo otras cosas, pero como me ha pasado muchas veces en la vida, a veces el corazón y la mente desbordan de ideas y sentimientos, y hay que dejarlos salir de la manera en que mejor se pueda. Tengo ganas de escribir un poema, pero aún no está listo, al menos en mi cabeza; yo sé cuando están “listos” los poemas, o sea completos y coherentes como para ser escritos, son como la piedra en el zapato y hay que sacarlos de una vez porque sino incomodan.

Por otro lado, me preocupa el hecho de que tenga ganas de escribir un poema, pues esto quiere decir que mi lado emocional está ganando. No sé si lo he expresado en este blog, o en vivo, pero yo soy una persona muy emocional, al extremo de que en algunas ocasiones es inhabilitante (si cabe la expresión), y una de las razones por las cuales decidí estudiar Ingeniería fue porque, en mi ingenuidad, creía que las ciencias exactas iban a neutralizar esa emocionalidad. Y lo hicieron, en parte, pero aún me quedan actitudes que quisiera controlar.

Elaboraré un poco más de esto. A veces me siento como dividida en dos, yo les llamo “Eruntale” y “Johana” (mi nombre real). “Eruntale” es bastante fría y racional, y a veces sospecho que más inteligente y sabia que yo. “Johana” tiende a molestarse por tonterías y a pensar que las cosas no salen como esperaba, por culpa suya. “Eruntale” es una optimista incurable, y se da cuenta de que no tiene sentido que “Johana” se estrese y moleste por cosas que no valen la pena. “Johana” es generosa e ingenua rayando en la estupidez, y “Eruntale” se da su lugar, es mesurada. Pero… ella no tiene los sueños y deseos de “Johana”, sino que vive el día a día y a su modo, es feliz.

Prosa y poesía, sol y luna. ¿Bipolar? no creo… sospecho que todos somos así.

Todo esto va a raíz de que se viene un gran cambio en mi vida… digo “gran” porque aunque no es algo muy complicado (un cambio de trabajo), tiendo a vivir las cosas muy intensamente… para mí un trabajo no es algo que hacer de 8 a 6 sino que involucra toda una experiencia: las funciones en sí, la organización, los directivos, los compañeros de trabajo, la ubicación, lo que uno hace con su tiempo luego de trabajar, entre otros. Cada cambio de ese tipo, creo yo, ocasiona también un cambio en la persona, porque de una u otra forma nuestras actividades y hábitos nos definen. Quizá regrese a ser más introvertida (lo intuyo, no tengo forma de saberlo), quizá me ordene un poco más… ¿en qué me convertiré? me pregunto a ratos…

Ahora que lo pienso, la pregunta no es “¿en qué me convertiré?” si no, “¿qué dimensión adquiriré?”. Las personas somos multidimensionales, los amores son multidimensionales, el mundo (y el universo) es multidimensional… será motivo para otro post, profundizar en este concepto.

Por otro lado, las decisiones se toman y se asumen, para bien o para mal, por lo menos para mí eso es un principio de vida. Sé que con este cambio me he forzado a salir de un ambiente cómodo y familiar, me estoy lanzando al abismo y no estoy segura si el paracaídas está funcionando o no. Claro, el plan de contingencia es que venga un avión a rescatarme… pero si me conozco bien… pues prefiero estrellarme. Sí, me gusta darle la contra al mundo… aunque hace poco no lo hice (en mi curso de titulación, ya les contaré pronto qué fue de eso) y admito que es bueno recibir ayuda de cuando en cuando.

Eso me recuerda (hablando de darle la contra al mundo) que dentro de poco se celebra una fecha en la que aparecen corazones y rosas rojas por doquier, y la demanda de los hoteles se dispara por las nubes (es cierto… las cosas como son xD). Estoy convencida que para demostrar a alguien que lo quieres (de la forma que sea, y eso incluye Navidad, San Valentín, Día de la Madre y del Padre), no tiene sentido hacerlo solamente en una fecha y porque todos lo hacen, sino que debe ser un esfuerzo continuo y constante. Es más, como solía decirle a una personita, hace mucho tiempo, es más romántico que no se haga nada ese día, porque no es necesario… si ya todos los días son así 🙂

Ya sé, yo y mis cosas peculiares… quién me entiende… xD

Dicho esto, será el primer 14/02 en muchos años (una década menos un año) que no haga nada… es una experiencia aterradora y tranquilizante a la vez. Aterradora porque no sé cómo reaccionaré… tranquilizante porque me evitaré el tráfico, lugares públicos repletos de gente, colas, gastos excesivos, emociones desbordadas, cosas así. Va a ser una experiencia curiosa… y dependiendo cómo me vaya, veremos si es un “lastre” más que puedo remover de mi vida y de mi tiempo (como el Facebook, o el chat – con el que no pude, motivo para otro post).

En fin… a veces no puedo evitar pensar en que algunas personas nacieron para tiempos de paz (metafóricamente hablando) y otras para tiempos de guerra. En lo particular, sospecho que pertenezco al segundo grupo. Me busco mis propias “guerras” (situaciones inconvenientes o complicadas), las resuelvo y parto en busca de la siguiente, y así. En este momento estoy librando varias batallas… extenuantes, sí, gratificantes, también. Pues cuando me recibe una sonrisa, o una palabra dulce y gentil, o (con suerte) una sutil recompensa, pues soy feliz… y sé que la batalla terminó, se hizo la paz, y puedo seguir con mi camino.

Hablando de guerras, y con esto cierro este post (y yo les advertí), les dejo esta maravillosa pieza instrumental que forma parte de la banda sonora de “The King’s Speech”. Interesante que hayan escogido a Beethoven para una película acerca de un monarca inglés, descendiente de alemanes. Sobre todo, uno cuya nación entró en guerra con Alemania.

En fin, no pienso aburrirlos con pasajes de historia universal (una de mis áreas de conocimiento predilectas), sino simplemente contarles qué ha sido de mi vida. Y he divagado mucho, sí, pero qué rayos. Mi vida no es una línea recta, sino algo muy difuso y a ratos caótico, y a mucho orgullo realmente… porque cada día es más interesante que el anterior. Y eso, mis amables lectores, es lo que vale 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s