Una bastante inoportuna

Con todo esto del tema electoral… pues leí una frasecilla que me hizo pensar… no sólo en lo electoral, sino en otras cosas.

Bad decisions make good stories.

#TRUE. Es por eso que tengo por principio de vida no arrepentirme de nada, ni de las malas decisiones. Hace un año tomé una decisión bastante mala… y no sé, leyendo cosas en el Twitter, en el Buzz, me acordé de ella. Y hoy voy a compartirla con ustedes.

Hace un año, estaba encaprichada con alguien…. no digo “enamorada” porque no es cierto… nunca lo estuve, y la prueba es que ahora soy muy amiga de esa persona, es más, me cuenta sus desventuras sentimentales y no siento un ápice de recelo… estaba encaprichada con la idea de estar con él, con alguien como él en todo caso.

El tema es que luego de muchas idas y venidas, un día vino esta persona a mi casa y me dejó en claro que sólo podía haber amistad entre nosotros. Ese día yo tenía que ir a un cumpleaños, así que sequé mis lágrimas, me vestí lo más “putilinda” posible, y me dirigí hacia una discoteca miraflorina con la idea de ahogar las penas en alcohol.

Luego de varios vasos de screwdriver (el vodka me cae pésimo, por cierto) y cigarrillos (no tengo por hábito fumar), atiné a pedir un taxi a casa, la verdad es que me sentía pésimo. En el taxi, le dejé mil y un mensajes a la contestadora del celular del patín en cuestión… no recuerdo lo que dije… sólo que no dejaba de llamar y llamar en el viaje a casa.

El susodicho me llamó al día siguiente, estaba preocupado, y yo estaba avergonzadísima. Le prometí que no iba a volver a ocurrir… ni con él ni con otros. Un año después, aunque el escenario y los protagonistas han variado, mantengo mi promesa… y estoy orgullosa de mí misma, de mi madurez en ese aspecto. ¿Qué gano haciendo llamadas histéricas y embarazosas? Y lo mismo en las redes sociales y otros medios de comunicación… la verdad es que no gano nada… el silencio dice más que las palabras atropelladas y resentidas…

¿Y ésa fue la mala decisión? En parte sí, la otra parte fue lo que hice después, en el afán de olvidar lo sucedido. Pero ésa es otra historia 😛

Para cerrar este post… una frase de una película que me gusta mucho… “Elizabethtown”.

Hey, now we actually have a shot at being friends for the rest of our lives.

Y, en estos momentos, ¡de veras que lo creo! 😉

PD1: Toledo, mi candidato, no pasa a segunda vuelta, pero qué rayos, se comportó dignamente y estoy muy contenta de haber votado por él 🙂

PD2: Hasta ahora, todo apunta al O-K. Pase lo que pase, nos mantendremos firmes, ¡la democracia está en juego!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s