Una con Ésas Canciones (II)

Ésas Canciones de hoy son canciones de un género musical que me gusta mucho, lo admito, y es el reggae. Por alguna razón en mi infancia era bastante popular… Y aunque el rock clásico es mi género favorito, igual cada vez que me acuerdo escucho estas canciones con letras que hacen pensar en realidades muy distintas a las nuestras.

Aquí les dejo mi top 5… no es purista ni pretende serlo, pues no conozco tanto de reggae como me gustaría, simplemente son canciones que me gustan mucho y ya… espero les guste Sonrisa

Informer – Snow

Un temaza del año 93. Recuerdo que lo bailaban en mi cole. Hasta ahora me provoca bailarlo 😀

Me acuerdo – Vico C

No sé si la he puesto antes en el blog; me recuerda al 92, a Tarata, las tareas escolares a la luz de las velas. Se escuchaba tétrico así XD. “Bomba para fincar” es otro temaza de Vico C 🙂

Bad Boys  – Inner Circle

Me encantó que lo usaran en las pelis de “Bad Boys” (las recuerdas). Grupazo, Inner Circle. ¡Espero verlos en vivo un día!

Turn your lights down low – Bob Marley & Lauryn Hill

Esta es una versión hiphopera de una canción de Bob Marley, mezclada con letras cantadas por Lauryn Hill de los Fugees. Podía haber colocado en este top 5 cualquier canción del gran Bob, pero esta versión me gusta tanto que espero sepan disculpar la omisión.

La última canción pertenece, con justa razón, a uno de los grupos musicales más queridos para mí, de repente no es uno de los mejores, pero como lo he dicho alguna vez, llegó a mi corazón en un momento muy duro de la vida, y sus canciones me marcaron para siempre. Es un poco difícil escoger la canción más representativa de ellos… en fin, espero haber elegido la que más se adecúa a mi estado de ánimo esta semana Risa.

Higher Ground – UB40

Dos cosas. 1. Ali Campbell es un chinchoso por haberse ido de UB40 (aunque Duncan, quien vino en el concierto último lo hizo genial). 2. “Baby, I love your way” no es de ellos, es de Big Mountain.

Pronto otro recuento musical. See you! Risa

Una de Wonders

Hoy me pregunté si algún día podré tener un día perfecto. Un día perfecto, para mí, es levantarme ni muy temprano ni muy tarde, desayunar en la cama, leer, salir a almorzar, pasar la tarde paseando cerca al mar, sostener una conversación interesante y cenar algo rico, y finalmente volver a casa a dormir en una noche tranquila y sin sueños.

Mientras me preguntaba esto, me pregunté también si otras personas se preguntaban esto a la vez. Personas que, quizá como yo, llegaron a casa cansados, con ganas de pasar un par de horas en paz antes de dormir, pero no fue así, sino todo lo contrario. No necesariamente por cosas tristes, sino estresantes.

También me pregunté, como hace años lo hago, por qué en inglés “wonder” es preguntarse, y también es maravilla. Quizá los antiguos angloparlantes miraban las maravillas arquitectónicas (catedrales, probablemente) y se preguntaban cómo se habían hecho. O si en serio reflejaban la gloria del Creador. O por el contrario, quizá se preguntaban quién habría hecho semejantes maravillas. ¡Quién sabe!

Ahora mientras escribo todo esto, me pregunto si alguien, además de esta humilde servidora, piensa en estas cosas. A lo mejor y soy la única persona del mundo que lo hace. And I wonder…

Los amantes del rock and roll antiguo saben qué sigue después de esta línea. Un tema legendario, de Del Shannon: “Runaway”. ¡Buenas noches!

Trivia sobre esta gran canción: fue grabada como una balada, con una velocidad más lenta. Luego aceleraron la grabación y ésa es la versión que conocemos.

Una con Ésas Canciones

(Hace siglos quería hacer este post. Aquí vamos).

Fuiste niño alguna vez, amable lector. Y seguramente recuerdas las canciones que escuchaste en la infancia, y probablemente algunas de ellas las recuerdas con vergüenza pero también con nostalgia. Hay un momento en el que la vergüenza se hace cero y la nostalgia infinita. ¿Será la vejez la que provoque eso? Ni idea Lengua fuera.

En fin, he aquí las que son Ésas Canciones para mí. Canciones que aborrecía en su tiempo y ahora, si bien no las escucho seguido, me recuerdan tiempos despreocupados. Aquí se las dejo, si vivieron su infancia en los 90, las recordarán Risa.

Extasí, Extanó – Chimo Bayo

Hasta ahora lamento no haber ido a su concierto. Debe haber sido GENIAL.

La cabra – Farm López

Esta canción aparece en mis recuerdos de las fiestas infantiles, a media luz y los niños saltando al son de estos versos flipados.

Saturday Night – Whigfield

Esta canción era mi tormento porque nunca me aprendí los pasos, grr!

El Gato Volador – El Chombo

Esta canción aparecía en el video oficial de mi promoción de cole. Qué más puedo decirles que eso.

El meneíto – Natusha

Esta canción no me daba mucha vergüenza, es más me gustaba bailarla :D. A todo esto, cheken el video! es Nubeluz! nostalgia mal…

Y la última…

Noa Noa – Pandora

Solía detestar esta canción y hoy me puse a cantarla, animada por varias menciones del tuiter. Vamos al Noa Noa… lalala!

Espero que les hayan gustado estos videillos… los dejo recordando y tarareando… Risa

Una complementaria

(Este post es complemento al anterior, se publicó sin querer porque estoy usando la versión mobile).

Dicen que una puede estar soltera pero nunca sola, y en mi caso podría ser cierto. Salvo que he llegado a una etapa en la que más me interesa tener amistades que una relación. Solía decir que tenía “un fan” pero viéndolo bien, es un buen amigo y ahí nomás debe quedar. Yo misma era (aún lo soy, valgan verdades) “fan” de alguien y un año y medio después hemos vuelto a la misma situación de antes, él un tuitero conocido y yo una fiel follower, je.

Escribo todo esto porque quiero dejar constancia que he mejorado y no estoy evaluando “candidatos” como lo hice la última vez. Y que voy a cumplir mi promesa de guardarme por un buen tiempo. Quiza en unos meses lea este post y vea si lo hice bien o no. Si no la cumplí, le deseo a mi yo del futuro lo mejor y que esta vez no meta la pata. Y si la cumplí, espero estar tranquila y feliz, como siempre he querido 🙂

(He escrito cualquier cosa xD producto de la nostalgia y el pensar demasiado).

Una de cambios de estado

Hace poco veía “The Social Network”, y me llamó la atención el origen de los “estados” en Facebook. Mark Z. le dice a su amigo, las personas no andan con carteles indicando si están solteras o no, y luego se inspira para agregar este dato al perfil de los usuarios. Parece algo simple, pero ese pequeño dato ha causado desvelos y alegrías para muchas persona, y seguirá haciéndolo mientras esta red social sea popular.

En fin, todo esto va a que luego de muchos años estoy soltera y con intención de seguir así de modo, quizá, permanente. Los que me conocen saben que no suelo cerrar puertas, me gustaría que retomemos las cosas en el futuro pero no es algo con lo que puedo contar en el futuro. Agradezco, eso si, que dado mi historial de rompimientos traumáticos, éste no lo sea tanto asi. Igual, he invertido emocionalmente tanto, como siempre, que no pude evitar sentirme alterada y vacía, felizmente lo voy superando poco a poco.

Ahora me siento un poco confundida, a decir verdad. Soy consciente que debo, como dicen mis padres, ordenar mi vida en el plano espiritual, pero tambien soy muy consentidora, engreidora y siento un vacío ahi. Siempre pensé que el problema es que hay gente que simplemente no sabe dejarse querer, pero quizá el problema sea mío, no?

Una de ciertas edades

Antes de que pasara a nuestro cuidado, mi abuelita pasó diez años viviendo sola en una casa grande y a medio terminar, por elección propia. Un buen día, recibimos una llamada de sus vecinos, alertando de que la abuelita se había caído de las escaleras, desde una buena altura. Las costillas rotas y las heridas, así como el enfisema que se le detectó luego, la convenció de vender su casa y quedarse finalmente con nosotros.

Luego del accidente, la salud de mi abuelita se deterioró exponencialmente. Llegamos a un punto en el cual los cuidados que debe recibir, no sólo física sino también mentalmente, sobrepasaron las buenas intenciones de la familia, y decidimos buscar ayuda profesional. Ahora mi abuelita vive en una casa de reposo, en la cual es cuidada por enfermeras las 24 horas del día. Se hace un esfuerzo especialmente con las medicinas, que son bastante costosas, ya que no cuenta con un seguro médico que las cubra. Dentro de todo, está a salvo.

Me parezco un poco a ella en carácter, en el sentido de que estoy acostumbrada a andar sola. Es inevitable pensar, cada vez que voy a la casa de reposo a ver cómo está y llevar lo que necesita, si llegado el momento y la edad, también habrá algún familiar que se encargue de mí o busque apoyo para que me cuiden. Por lo pronto, en mi futuro no vislumbro tener familia, y no sé si mi único hermano vaya a tenerla. No tengo una relación muy estrecha con mis demás familiares, así que no puedo confiar con que algún sobrino me venga a visitar. Lógicamente mis padres estarán fuera de la figura, y como hija mayor, me tocará cuidarlos hasta el fin de sus días. No es descabellado pensar que cuando me toque, tendré que afrontarlo sola.

Podrían decirme, "¿por qué piensas en eso? eres aún joven”. Pues si, pero se trata de una realidad que tengo presente, mes a mes. Además, estoy a tres meses de librarme del Club de los 27, aunque para serles sinceros, desde que cumplí los 22 años siento que vivo una vida prestada. Una persona muy querida para mi se fue a esa edad, y cada año me cuesta creer que la voy superando.

En fin, queda como duda o inquietud, el qué será de mí en el futuro lejano. Mientras tanto, toca seguir y ver si efectivamente me libro del Club. Todo parece indicar que si Sonrisa.

Saludos!

Una sobre la creación del universo

Es otro sábado más, sola en casa, haciéndome cargo de mis responsabilidades. Algo que no me molesta, claro, porque me permite acomodarme en una rutina ya establecida, sin nada que experimentar o perder. Me hace sentir bien.

Pero también me hace sentir mal.

Debo admitir que soy una especialista en evadir o aún negar ciertas verdades incómodas. A veces el “hacer lo correcto” me lleva a hacer daño, a mí o a otros, lo cual estoy constatando últimamente. Lo “correcto” se ha convertido en una cárcel, a la que me he acostumbrado precisamente por la rutina… la cárcel de querer hacer todo perfecto, de querer tener todo lo mejor. Llegar a eso es posible, pero no a costa de vivir en una cárcel, o peor aún un laboratorio… hora de admitirlo.

No existe un lugar donde todos los deseos se cumplan, los dolores no existan, la gente no sangre. Está mal desear algo así, porque significa renunciar a la libertad individual. He estado haciendo eso y recién ahora puedo darme cuenta de mi negación, de mi retraso. Han habido otros que han asumido esta realidad, valientemente, y se han visto afectados porque no lo he hecho.

Poco a poco empiezo a hacerlo y así, crear mi propio universo.

Universo porque es amplio y real, no es una cárcel o un laboratorio.

Ésta no es una disculpa, ni una promesa, simplemente palabras puestas en texto electrónico, que reflejan mi sentir. Lo que vaya a pasar hoy, mañana, serán simplemente pasos en mi aprendizaje y en mi creación. Amable lector, deséame buena suerte en este proceso, y con buen tiempo y esperanza, lograré lo que necesito, en lugar de lo que deseo: sentirme bien, y recién poder hacer sentir bien a otros.